Obrim els ulls

Coses meves… o no.

Bailando en el límite del caos

¿Dónde está la innovación?

¿Cuántas veces se ha preguntado cuál es la próxima gran idea y dónde se encuentra? A menudo nos convencemos a nosotros mismos de que la innovación significa tener un as en la manga con el que sorprender al mercado y, por supuesto, a nuestra competencia. Sin embargo habrá advertido que innovar no es en modo alguno sencillo y, menos aún, algo que surja todos los días.

La innovación es una característica común en cualquier economía y en cualquier mercado. Las empresas compiten por la innovación constantemente, configuran sus equipos de trabajo y crean las condiciones que permitan que la organización favorezca esa innovación. Pero no es fácil, principalmente porque las ideas innovadoras no surgen espontáneamente, sino que surgen en los momentos más inesperados y en las condiciones más extremas. Por eso mismo, la innovación no se persigue, sino que se alcanza. Requiere equipos de trabajo comprometidos, voluntad empresarial para asumir determinados riesgos y, principalmente, un duro trabajo.

Las empresas que mejor apuestan por la innovación son aquellas que no se centran en buscar las innovaciones, si no en trabajar con consistencia resolviendo problemas de presente, satisfaciendo necesidades, mejorando los productos y servicios, y poniendo a toda la organización en mutuo equilibro mientras camina por una selva llena de abruptos escarpados, enormes especies arbóreas y lucha como especie por sobrevivir. La mayor parte de las ocasiones las innovaciones no son tales hasta que no han satisfecho mayoritariamente necesidades fundamentales. Al fin y al cabo, una verdadera innovación se reconoce cuando te ayuda en tu vida diaria, bien a nivel personal o a nivel profesional. “Una idea no será nunca una innovación hasta que no esté ampliamente adoptada e incorporada en la vida diaria de las personas”, asegura Art Fry, creador del famoso post-it para 3M Corp. Y, por supuesto, para conseguir este importante paso, se necesita que las personas rompan su miedo original al cambio.

El mundo en el que vivimos es puro caos. Las empresas, los trabajadores, los empresarios, la sociedad, las ideas, la información… El caos, como asegura Wolfgang Grulke, autor del libro 10 lecciones de futuro, ‘no es sólo un camión volcado en una carretera, o una horda de compradores que luchan por conseguir las oportunidades de una rebaja de verano, o un músico de rock haciendo trizas su guitarra enchufada a un amplificador al rojo vivo. El caos es vida.’ Por eso, en los momentos más inciertos, donde los mercados se convulsionan y se constriñen, donde las empresas desaparecen y los trabajadores se quedan sin empleo, donde la supervivencia es un ejercicio de malabarismo empresarial, y la velocidad nos hace olvidar las cosas, en ese preciso momento en el que los ánimos se han venido abajo y crees –o confías-, que tú serás el próximo, en ese momento surgen las ideas más innovadoras.

No se asuste, baile, muévase, libere el control, camine por el borde del caos. Aproveche el momento de incertidumbre para innovar, para tomar ventaja, para buscar un camino, para aumentar la confianza de sus clientes o los de su competencia. Pero tómese la vida y el trabajo como un juego. Si es consciente de que todo es caos, logrará entender por qué las cosas que se supone tendrán éxito no lo tienen, y aquellas que están avocadas al fracaso se convierten en éxitos de mercado. No tiene por qué comprender nada, sea creativo.

No cese de buscar respuestas a las preguntas más complejas.

Si tuviéramos la oportunidad de contabilizar la enorme cantidad de dudas que surgen diariamente a lo largo y ancho de una organización, nos sorprenderíamos de lo difíciles que son las cosas y lo enormemente compleja que es la realidad. Pero si contabilizáramos el número de preguntas que nadie responde, la enorme cantidad de interrogantes que se formulan y desaparecen, se daría cuenta de la habilidad de su organización para conseguir alcanzar la innovación. ¿Por qué?

Las buenas ideas siempre provienen de responder preguntas. ¿Por qué es esto así y no de otra manera? ¿Por qué he de hacer lo que me han mandado de la manera que me han exigido, y no de esta otra más fácil y más rápida? ¿Por qué ha dejado un cliente de trabajar con nosotros? ¿Cómo se pueden mejorar las cosas? Si le sirve de ayuda, la innovación proviene de la creencia de que todo cuanto nos rodea, todo cuanto tocamos, vemos, oímos y sentimos, es potencialmente mejorable. Si, por el contrario, usted piensa que su empresa es la mejor y que todo lo que hace es insuperable, corra y diríjase a una ferretería a encargar un cartel chapado en oro donde rece la inscripción, ‘R.I.P. Mi empresa pereció por exceso de modestia’. Le ayudará a darse cuenta de lo que nunca hay que hacer si desea tropezar con la innovación.

Una cosa tan sencilla como las preguntas, ayudan a las empresas a ser grandes empresas. Por eso, las organizaciones que se preocupan de dar respuesta a preguntas imposibles, de responder constante y continuamente a las inquietudes de sus empleados, de sus clientes, de sus proveedores, y del último eslabón que forma parte de la organización, son las empresas con más probabilidad de que logren productos y servicios innovadores. Aquellas que, por el contrario, creen que no merece la pena romper con el statu quo, esforzándose por responder preguntas imposibles o, en ocasiones contrarias al orden establecido, serán las primeras candidatas a desaparecer con el paso del tiempo.

Autor:Óscar Peña de San Antonio
Licenciado en Relaciones Internacionales
www.feelingbusiness.net

18 Febrer 2005 - Posted by | Empresa

Encara no hi ha cap comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: