Obrim els ulls

Coses meves… o no.

El ojo humano

ufff que veo pocoEl ojo humano, al igual que el resto de los órganos de nuestro organismo, es una estructura compleja de perfecto diseño biológico.
Para conocerlo mejor, hemos de tener en cuenta que su función, la realiza de la misma manera en la que una cámara de fotos recoge instantáneas de cualquier objeto o evento.
Cada elemento anatómico o estructural que lo integra, cumple con una función propia que lo caracteriza, y al mismo tiempo, combinando de forma compleja todas y cada una de ellas, permite que podamos ver con claridad y nitidez a diferentes distancias y en diferentes situaciones.

¿Se pueden estropear mis ojos por usarlos?
Al igual que todos los demás sistemas de nuestro organismo, los ojos envejecen. En todo ser humano, existe una pérdida progresiva de la función visual, cuya expresión más frecuente, aunque no la única, es la pérdida de agudeza visual, o lo que es lo mismo, la capacidad para llegar a ver un objeto de forma nítida, lo cual es tratado y corregido con el uso de lentes correctoras (gafas) y, más recientemente, a través de diferentes técnicas de cirugía.
Quizá, la forma más conocida popularmente de este deterioro progresivo, sea la dificultad para ver con claridad de cerca, que se produce con el paso de los años, proceso al que se conoce como presbicia o, más coloquialmente, como vista cansada, afectando a la visión cercana y, evidenciado principalmente, por la dificultad de leer con nitidez el periódico, libros u otro tipo de documentos.
Las personas que padecen presbicia, suelen alejar de sus ojos el periódico o el texto que pretenden leer, para poder verlo con más claridad, incrementando con ello la distancia de visión y pasando la función del mecanismo de enfoque de visión cercana al de visión media.

¿Qué puede deteriorar nuestros ojos antes de tiempo?
Una incorrecta iluminación del área de trabajo o lectura, ya sea por exceso (leer bajo luz solar directa) o por defecto (mantener una iluminación deficiente) en situaciones como la lectura, el montaje de pequeñas piezas, etc., así como elevados cambios en el contraste de elementos a los que miramos de forma alternativa, un excesivo número de horas de trabajo visual continuado, una incorrecta distancia a la que realizamos estos trabajos o la lectura frecuente de textos confeccionados con baja calidad, incrementan, entre otros, la fatiga visual progresiva.

¿Cómo podemos evitar este deterioro precoz?
El deterioro natural de la función visual, es inevitable con el paso del tiempo, pero el producido precozmente por el inadecuado uso del órgano de la visión, puede prevenirse si usamos éste de la forma y en las condiciones adecuadas para la realización de las diferentes tareas que desarrollamos a lo largo de nuestra vida.

¿En qué situaciones puedo estar fatigando mis ojos?
Son muchas las situaciones, tareas o aficiones en las que hacemos trabajar en exceso a nuestros ojos. Al igual que cuando trabaja cualquier otro sistema orgánico, el ojo, en el desarrollo de su función visual, realiza mecanismos de ajuste y adaptación que, no sólo le afectan a él directamente, sino que además, interesan a las estructuras o elementos auxiliares que emplea en el desarrollo de dicha función.
Cuando realizamos una actividad que conlleva la necesidad de realizar tareas alternativas a media-larga distancia y también acciones a distancia visual cercana, el ojo tiene que realizar ajustes de los mecanismos de acomodación visual para ambas distancias que son alternativamente diferentes. En el desarrollo de esta actividad, el ojo deberá mover sus músculos una y otra vez aproximándolos y separándolos al mismo tiempo que contrae y dilata su pupila para enfocar los objetos visionados a lo lejos y de cerca.
Cuando trabajamos con una fuente luminosa de intensidad variable frente a nuestros ojos (por ejemplo con una ventana de frente y un día en que existe una nubosidad variable) los ajustes de acomodación de la pupila para evitar el deslumbramiento y poder enfocar nítidamente el campo de trabajo, pueden llegar a producir dolores de cabeza de intensidad variable a lo largo del día.
Al realizar trabajos de alta precisión (ejemplo: relojeros), dibujo (ejemplo: delineantes), lectura más o menos continua de documentos (ejemplo: corrección de textos), tratamiento de grandes volúmenes de números (ejemplo: contables), etc., es necesario tener presente que, tanto una correcta intensidad de luz, una adecuada distancia visual a la que nos posicionamos respecto del objeto sobre el que desarrollamos nuestra actividad, así como, la cantidad de tiempo que mantenemos la realización de dicha actividad de forma continuada, son tres de los principales factores causantes de fatiga visual, si éstos no son los adecuados.
Dado que cada actividad realizada precisa unos requerimientos visuales diferentes, deberemos conocer muy bien, cuáles son éstos en función de las características de la tarea a realizar, pero debemos tener siempre presente que, cualquier actividad que provoque una sensación de fatiga en nuestro aparato visual, no se está realizando de forma correcta y, de mantener dicha situación, nuestros ojos terminarán sufriendo las consecuencias.

¿Cómo puedo prevenir este riesgo?
Siempre que tengamos que trabajar con nuestros ojos, hemos de tener presente una serie de factores de suma importancia en el mantenimiento de una función visual salubre. Entre otros, hemos de tener en consideración:
– La intensidad lumínica del lugar donde desarrollemos nuestra actividad.
– La distancia visual con la que trabajemos.
– La transparencia y limpieza de los elementos que se encuentren interpuestos entre nuestros ojos y el objeto sobre el que estemos trabajando (gafas, pantallas, etc.)
– La relación con el entorno cercano (ventanas a contraluz, posición de las fuentes lumínicas, etc.)
– La organización de los períodos de trabajo (tiempo de trabajo y pausas a realizar)
Con todo, tomemos las precauciones que tomemos, nuestros ojos, con el paso del tiempo, sufrirán un progresivo deterioro o desgaste que, independientemente de la actividad realizada, se irá produciendo de forma inexorable.

Dr. Antonio Moreno y Villena
Doctor en Medicina y Cirugía
Especialista en Medicina del Trabajo

20 Febrer 2005 - Posted by | Salut

1 Comentari »

  1. me gusto mucho la imformacion y me encantaria que enviaran imformacion a mi
    on a mi casilla bay gracias

    Comentari per fernanda | 19 Setembre 2005 | Respon


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: