Obrim els ulls

Coses meves… o no.

Nuevos trastornos de la conducta alimentaria

Los especialistas en nutrición españoles ya han avisado de que han comenzado a ver en sus consultas pacientes con otro tipo de trastornos de la conducta alimentaria que no son los habituales hasta ahora (anorexia y bulimia). Se trata de personas que padecen trastornos como el síndrome de atracón o los denominados ”comedores nocturnos”.

Los trastornos de la conducta alimentaria clásicos y bien definidos como la anorexia o la bulimia se están estabilizando, mientras que otros atípicos por su edad de comienzo o manifestaciones clínicas, considerados como emergentes, aumentan. Así se ha puesto de manifiesto en el I Congreso de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) celebrado recientemente en Madrid.

Una persona que asalta la nevera, ávido por satisfacer su irrefrenable impulso de comer, aparentemente poco tiene que ver con una anoréxica que se niega a sí misma un acto tan básico como alimentarse para sobrevivir. Sin embargo, ambos tienen algo en común: sufren un trastorno de la conducta alimentaria, aunque las manifestaciones difieran por completo, según explicó en el Congreso el doctor Alberto Miján de la Torre, del servicio de Medicina Interna y Nutrición) del Hospital General Yagüe de Burgos y profesor de Nutrición de la Universidad de Valladolid.
Miján explicó que mientras que en los años 80 se vivió una tendencia creciente de casos de anorexia, -en su hospital llegó a haber 700 ingresos en un año- en la actualidad se ha observado una tendencia al estancamiento en la prevalencia. "Aunque seguimos viendo casos, la impresión es que no hay una tendencia creciente", dice. En su opinión, esto es debido a una mayor conciencia social de la enfermedad y de la sensación de gravedad que dan estos enfermos, lo que hace que los padres se alerten rápidamente.

Trastorno por atracón, ¿en qué consiste?
¿Y cuáles son estos nuevos trastornos alimenticios? Destaca, entre ellos, el denominado trastorno por atracón, que, según afirmó el doctor Miján, puede estar presente hasta en el 50 por ciento de los grandes obesos. ”La obesidad no es un trastorno de la conducta alimentaria, pero el trastorno por atracón puede ser causa de la misma en algunos casos” señaló este experto.
Los afectados por este desorden, conocido en inglés como BED, Binge Eating Disorder, ingieren grandes cantidades de comida en un pequeño período de tiempo, generalmente menos de dos horas, de forma incontrolable hasta sentirse negativamente llenos.
”Después de la comilona, estas personas sienten ataques de culpa y desánimo, sin embargo a diferencia de los bulímicos, estos episodios no están asociados a estrategias compensatorias inadecuadas. No usan laxantes, no se ponen a hacer ejercicio de manera compulsiva ni utilizan ningún medio de purgación” explicó Miján.

Otra característica que diferencia a los afectados por el trastorno por atracón es que mientras que en la anorexia o bulimia la mayoría de los pacientes son mujeres, en este trastorno también hay muchos hombres afectados. Afecta a entre un uno y un dos por ciento de la población general, según este experto, si bien se está viendo con más frecuencia entre personas obesas.

Para establecer que un paciente sufre un trastorno por atracón entre otros criterios es necesario que los episodios se repitan al menos dos días a la semana durante un mínimo de seis meses. Y es que, la base de esta patología está en una pérdida de control de los impulsos, por lo que no se debe confundir esta patología con la glotonería o el “picoteo”.

El síndrome del comedor nocturno
Otro de los nuevos trastornos de la conducta alimentaria sobre los que se ha hablado durante la celebración del I Congreso de la FESNAD ha sido el denominado síndrome del comedor nocturno, en ingles Night Eating Síndrome (NES).
Esta patología fue descrita por Stunkard en 1955 tras observar en pacientes obesos una inapetencia diurna que por la noche desaparecía para convertirse en comedores repetitivos e insomnes. También observó relación del síndrome con períodos de tensión y alarma; si estas disminuían, había una reducción de la ingesta nocturna.
Quien padece esta nueva patología apenas come durante el día e ingiere durante la noche el 70 por ciento de las calorías de su dieta. Los expertos hacen hincapié en la diferencia entre este comportamiento y el de la persona que "se levanta y pica algo" o el del námbulo.
Estos enfermos pueden llegar a ingerir hasta 1.700 calorías durante la noche y además están totalmente despiertos mientras comen, si bien, suelen tener grandes problemas para dormir o mantenerse dormidos.

¿Cuál es el origen de estos trastornos?
El doctor Miján de la Torre señala que todos los trastornos de la conducta alimentaria, independientemente de sus síntomas, forman parte de un grupo que, entre otros, se ”caracteriza por la presencia de modificaciones en relación con la ingesta de alimentos, teniendo en común la alteración del comportamiento, lo que enmarca el carácter psiquiátrico de la enfermedad”.
En cuanto a los factores que los producen, los expertos insisten en que básicamente se deben a factores de predisposición genéticos, asociados a factores psicológicos, ambientales o sociales. “No se trata de la existencia de determinados genes que marquen la anorexia, la bulimia o el trastorno por atracón, pero sí se sospecha un posible origen genético, porque los familiares de pacientes con anorexia nerviosa tienen más probabilidades de sufrir un trastorno de la alimentación que la población general” explica este experto.
Esta disposición genética utilizaría los factores ambientales y sociales como caldo de cultivo para su desarrollo. Si uno en su código genético tiene una alteración que le favorece el padecimiento de un trastorno en la conducta alimentaria y a diario se ve bombardeado por mensajes que preconizan que en la delgadez radica el éxito o por una oferta desbordante de alimentos de todo tipo, ricos en calorías y grasas, tiene muchas probabilidades de acabar padeciendo un trastorno de la conducta alimentaria ya sea por exceso, como los de atracón, o por defecto, como la anorexia.

Necesidad de prevenir
Teniendo en cuenta las enormes dificultades existen para tratar a estos pacientes, los expertos destacan que es esencial trabajar en la prevención de estos trastornos, en todo tipo de ámbitos (escuela, gimnasios, la familia, la sociedad, en Internet.).
”Estas patologías, al igual que la anorexia y la bulimia, son enfermedades psiquiátricas y que, como sucede con todas, necesitan un factor genético predisponente, aunque el ambiente es determinante. Así, ante los nuevos estilos de vida, debemos hacer al menos una comida al día en familia para prevenir su aparición en adolescentes y niños”, señaló en este sentido el doctor Mijas, que destacó la importancia de enseñar a los niños unos adecuados hábitos de alimentación para evitar este tipo de patologías.

En cuanto al tratamiento, señala que éste requiere un equipo de expertos en la materia, especialistas en Nutrición, Psiquiatría y psicólogos, con experiencia y formación adecuadas, además de una enorme inversión de tiempo, y señala que ”hasta la fecha no hemos contado con los recursos necesarios para abordar debidamente estos tratamientos, tanto en logística (áreas específicas de tratamiento, hospitales de día, etc…) como en recursos humanos, especialmente en lo que se refiere a los equipos de nutrición”.

Sin embargo, y a pesar de estas carencias y de la dificultad de los tratamientos, es posible superar estos trastornos. Así, según Mijas, la mitad de este tipo de pacientes superan la enfermedad totalmente, el 25 por ciento evolucionan hacia formas agudas; el 20 por ciento deriva en una forma crónica autolimitante y el cinco por ciento fallece.

Fuente: http://www.saludalia.com

20 Mai 2005 - Posted by | Salut

2 comentaris »

  1. Do you have more great airctles like this one?

    Comentari per Kalie | 18 Juliol 2011 | Respon

  2. Thank you so much for this atircle, it saved me time!

    Comentari per Marnie | 17 Juliol 2011 | Respon


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: