Obrim els ulls

Coses meves… o no.

Desplantes

Él: Te puedo invitar a una copa?
Ella: Gracias. Prefiero que me des el dinero.
– – – – – – –
Él: Te molesta que fume?
Ella: Ni siquiera me molestaría si estuvieras ardiendo.
– – – – – – –
Él: Soy fotógrafo y busco una cara como la tuya.
Ella: Soy cirujana plástica y busco una cara como la tuya.
– – – – – – –
Él: No hemos tenido alguna vez una cita? O incluso dos?
Ella: Tiene que haber sido una. No repito mis errores.
– – – – – – –
Él: Cómo es que eres tan guapa?
Ella: Me dieron también lo que te correspondía a ti.
– – – – – – –
Él: Creo que te podría hacer muy feliz.
Ella: ¿Cómo? Ya te vas?
– – – – – – –
Él: Qué dirías si te pidiera que te casaras conmigo?
Ella: Nada. No puedo hablar y reírme a la vez.
– – – – – – –
Él: Te apetece ver una buena peli?
Ella: Ya la he visto.
– – – – – – –
Él: Dónde has estado toda mi vida?
Ella: Intentando esconderme de ti.
– – – – – – –
Él: Esta silla está libre?
Ella: Sí, y la mía también si te sientas.
– – – – – – –
Él: Tu cuerpo es como un templo.
Ella: Hoy no hay misa.
– – – – – – –
Él: Si te pudiera ver desnuda moriría feliz.
Ella: Si te pudiera ver desnudo supongo que me moriría de la risa.

Anuncis

21 Novembre 2005 Posted by | Per Riure | Deixa un comentari

La llibertat és el dret d’escollir a les persones que tindran el dret a limitar-nos-la.
[ La libertad es el derecho de elegir a las personas que tendrán el derecho a limitárnosla. ]

21 Novembre 2005 Posted by | Frases | Deixa un comentari

Sudoku

L’objectiu del joc consisteix en omplir la quadrícula de 9×9 dividida en subquadrícules de 3×3 de les xifres del 1 al 9 a partir dels números ja disposats.
No es pot repetir cap xifra en una mateixa columna, fila o subquadrícula.

Solució

21 Novembre 2005 Posted by | Sudoku | Deixa un comentari

No trabajes demasiado

Noticia aparecida en el New York Times:
Los directivos de una empresa de publicidad intentan averiguar por qué nadie se percató de que uno de sus empleados estuvo muerto sentado en su mesa, durante 5 días sin que nadie se interesara por él ni le preguntaran qué le ocurría.
George Turklebaum, de 51 años de edad, que trabajaba como revisor en una empresa de Nueva York desde hacía 30 años, sufrió un paro cardíaco en la oficina que compartía con otros 23 trabajadores. El lunes por la mañana llegó a trabajar, discretamente, pero nadie notó que no se marchó nunca hasta que el sábado por la mañana el personal de limpieza preguntó qué hacía trabajando en fin de semana.
Su jefe, ElliotWachiaski, declaró: “George siempre era el primero en llegar por la mañana y el último en marcharse por la noche, por lo que a nadie le pareció extraño que estuviera continuamente en su sitio sin moverse y sin decir nada”. Era bastante reservado y su trabajo le absorbía.

Un examen post mortem reveló que llevaba muerto 5 días tras sufrir un infarto.

Por favor, de vez en cuando dale una palmadita en la espalda a tu compañero y pregúntale aunque sea por su familia. Si no te contesta y ves que se cae, sospecha.

MORALEJA:
No llegues el primero, no te vayas el último y no trabajes demasiado, porque… NADIE SE VA A DAR CUENTA.

21 Novembre 2005 Posted by | Empresa, Per Riure | Deixa un comentari