Obrim els ulls

Coses meves… o no.

Para tener éxito no tienes que hacer cosas extraordinarias. Haz cosas ordinarias, extraordinariamente bien.

Anuncis

20 Desembre 2005 Posted by | Frases | Deixa un comentari

Los 3 escalones de la evolución personal

La vida siempre plantea retos. Pero es más importante como ves esos retos.

Las personas durante su vida, pasan por tres escalones, los llamaremos “Los 3 escalones de la evolución personal”. Aquí no puedes llegar de un salto del primero al tercero. Tienes que pisar por cada uno. Hay personas que se quedan para siempre en el primer o segundo escalón. Tu desafío, como en un juego de play station, es llegar al tercero.

Estos son los tres escalones de la evolución personal:
1.- Sufrir. “¿Por qué nadie se apiada de mi?” “¿Por qué las personas son tan malas?” “¿Por qué me tiene que pasar esto a mi?”. Esta forma de pensar cierra todas tus posibilidades de crecer. Hace que te encierres en un círculo vicioso de tristeza, del que rara vez escapas durante tu vida.

2.- Aprender de las derrotas. Es la mentalidad de “¿Qué puedo aprender de esto que me está pasando?” “¿Qué puedo hacer al respecto?”.
Este es el segundo escalón de la evolución personal. Superas la mentalidad de sufrir y comienzas a crecer. Pero este escalón solo es una verdad a medias. Si te quedas en él, serás un luchador incansable que se enfocará en el éxito desde el punto de vista social: dinero, casa, familia, etc. Y tarde o temprano durante tu vida, en especial cuando estés a punto de llegar a la vejez, te darás cuenta que has estado pedaleando en el vacío “¿Qué sentido tiene todo lo que estoy haciendo? Algo me falta”.
Pero si luchas con tenacidad por encontrar la respuesta, tarde o temprano subirás al tercer escalón…

3.- El propósito de tu vida. Llegarás a ver tu vida, no como un mero accidente, sino como una misión de vida que tienes que llevar a cabo.

Te voy a pedir que retrocedas en el pasado 10 años. Y veas como cada una de las acciones de tu vida, te llevaron cuidadosamente al momento que estás viviendo hoy.
Verás con claridad que cada persona y circunstancia de tu pasado, parecen acomodarse como si fueran piezas de un rompecabezas.

Descubrirás que el que te despidieran de tu trabajo, te obligó a ir por sendas que ahora estás muy agradecido/a. Comprenderás que el que tu pareja te dejara, te llevó a conocer a la persona de tu vida con el que actualmente estás viviendo. Cada hecho está ligado con el siguiente.

Cuando llegues al tercer escalón, el éxito social será secundario para ti.
Al contrario de las personas que están en el escalón 1 y 2, que se enfocan en recibir, cuando estés en el escalón 3, te concentrarás en dar.
Tu vida será una mágica aventura. Vivirás en el presente, preguntándote que tiene que ver determinada persona o circunstancia con tu misión.

La única forma de que seas feliz plenamente, es estando en el escalón 3.
En el 1, imposible. En el 2, es un parche, solo de forma temporal te sentirás bien mientras recibes aprobación de los demás por tu éxito social. Solo en el escalón 3 encontrarás sentido a tu vida. Porque sabrás que no estás por accidente.

Sabrás que tu vida tiene un propósito.

Cuando cambies de enfoque interior para buscarlo, los maestros aparecerán para enseñarte lecciones y dirigirte a cumplir tu misión. Pueden presentarse en la forma de un amigo, un niño o una nota en el periódico que por arte de magia aparecerá. No es coincidencia. Recibirás pistas a lo largo de tu vida, que te dirán que hacer. Solo mantente alerta y sigue tu intuición.

Así que recuerda: solo cuando estés en el tercer escalón de la evolución personal experimentarás esa sensación interior de plenitud. Tu vida tiene un propósito y tu tarea es descubrirlo.

Y tú ¿En que escalón te encuentras?

20 Desembre 2005 Posted by | General, Obrim els ulls, Salut | Deixa un comentari

El tratamiento

Una mujer de 25 años le cuenta a una amiga sobre su matrimonio con un señor de 65…

– Es tan caballero…me trae flores todos los días, me regala bombones, me lleva de paseo, fuimos de vacaciones a Hawai, me compra ropa todas las semanas, cine, teatro, cenas en los mejores restaurantes, joyas.

– ¿Y en la cama? – pregunta la amiga.

– En la cama hacemos el tratamiento.

– ¿Que tratamiento?.

– El trata… yo miento.

20 Desembre 2005 Posted by | Per Riure | Deixa un comentari

Las leyes de la vida

Existe una tendencia por parte de las personas de asignar a causas desconocidas e incontrolables el origen del éxito y del fracaso. De esta manera dejan librada su vida al azar, sin comprender que así pierden la oportunidad de construirse una existencia plena de posibilidades.

Mucho tiene que ver con esta actitud la educación que se nos imparte desde niños. Se nos enseña que la única manera de obtener logros está basado en el esfuerzo y en el sacrificio personal.

Pero la realidad indica que no son las personas que más se esfuerzan y sacrifican las que mejores resultados consiguen. La verdad es que los seres humanos tenemos el poder de crearnos las circunstancias que deseamos.

Se trata de un poder totalmente natural con el cual todos nacemos, que responde a Leyes Naturales perfectamente identificables y que por así decirlo, se alojan en nuestra mente subconsciente.

Ocurre que sólo una pequeña minoría conoce este poder innato, el resto lo desconoce totalmente y sin saberlo, transcurre su vida creándose situaciones que dependen de su actitud mental.

Este desconocimiento hace que las personas vivan en la incertidumbre permanente, con miedo y llevando una vida de escasez, cuando la abundancia debería ser la regla y no la excepción. El gran éxito de ventas que tienen los llamados libros de autoayuda, indica que existe una necesidad de encontrar respuestas.

Salvo contadas excepciones, este género de libros es poco lo que aporta, ya que no enseñan cuáles son las verdaderas y profundas causas que permiten obtener logros y abundancia.

La prosperidad, el mantenimiento de la buena salud y la realización personal en el plano afectivo, se obtienen a partir del conocimiento de cómo operan las Leyes Naturales de cumplimiento inexorable y que gobiernan todas las realizaciones de las personas.

Las cuatro Leyes fundamentales son:

1. La Ley de Causa y Efecto, que estipula que “a iguales causas, iguales efectos”. Según esta Ley, sólo es necesario reproducir las causas del éxito para obtenerlo.

2. La Ley de Atracción, mediante la cual atraemos hacia nosotros aquello sobre lo que fijamos nuestra atención e interés. Esto puede ser favorable o desfavorable, según nuestro interés esté guiado por el deseo o el miedo.

3. La Ley de la Vibración, que al contrario de lo que ocurre en la física, estipula que los polos iguales se atraen y los opuestos se repelen.

4. La Ley de la Compensación, que estipula que recibimos aquello que damos. En otras palabras, debemos dar para poder recibir.

El significado de estas Leyes puede parecer oscuro en un principio, pero a medida que se las estudia, su funcionamiento es fácilmente comprensible.

Sabiendo cómo operan, podemos ponerlas a trabajar en nuestro beneficio. Si no sabemos cómo operan, igual harán sentir sus efectos, pero estarán fuera de nuestro control.

La llave maestra para controlar la operación de estas cuatro Leyes fundamentales está en nuestra mente subconsciente. Todas las herramientas para lograr esto, los seres humanos ya las tenemos desde nuestro nacimiento.

Resumiendo, es perfectamente factible para todos nosotros, erradicar la incertidumbre de nuestras vidas, controlando conscientemente las causas del éxito o fracaso. Así, es posible diseñar nuestra existencia en función de nuestros deseos.

20 Desembre 2005 Posted by | Empresa, Obrim els ulls, Training Mental | 5 comentaris

Contención intelectual

Habitualmente se puede comprobar que las personas no tienen deseos de que les enseñen que están equivocadas o que ignoran algo; dolorosamente esto nos suele ocurrir con la gente más cercana.

Por duro que suene, a menos que seamos una persona de mucho renombre nuestros allegados no siempre estarán bien dispuestos a aprender algo de nosotros. A pesar de ello no debemos abrumarnos. Las cosas caen bien por su propio peso.

Pocas situaciones como las mencionadas mejoran a quienes intervienen en ellas, pues no suelen ser otra cosa que una resistencia y un prolongado intento de superarla. Con esto en mente, para obtener mejores resultados en las situaciones en las que deseas enseñar o corregir pero obtienes resistencias, intenta seguir estas recomendaciones:

Ten siempre presente a las personas que a lo largo de tu vida te han aportado conocimiento o te han ayudado con una corrección oportuna. Intenta seguir el modelo de su actitud.

Asegúrate objetivamente de tener la razón o la solución. Luego plantea tus ideas tranquilamente, sabiendo lo que dices y de forma organizada.

Si al final convences a alguien de entrar en razón, corregir su error, o aplicar la solución, bien. Si no, el problema ya no es tuyo, sino del otro.

Estas situaciones son sutilmente difíciles. Sólo es posible obtener un beneficio en tales situaciones si nos hacemos responsables por obtenerlo. Recuerda esto: casi siempre hay algo bueno en hablar con otra persona, aunque no variemos nuestro punto de vista. Como mínimo, veremos las consecuencias que tiene la falta de conocimiento y el rendirse a la mentalidad subjetiva. Una mentalidad subjetiva oponiéndose a nuestra corrección o razón nos permite comprobar hasta qué punto esa subjetividad y/o ignorancia destruye las posibilidades de la evolución intelectual.

La no comunicación sigue la tendencia del error. La comunicación favorece la de la solución. Es más caótica la no comunicación exitosa que la comunicación sin éxito. Siempre será mejor comunicar que callar.

Fuente: http://www.mentat.com.ar

20 Desembre 2005 Posted by | Training Mental | Deixa un comentari