Obrim els ulls

Coses meves… o no.

Sobre el Cielo y el Infierno

La siguiente pregunta fue hecha en un examen trimestral de química en la Universidad de Toronto. La respuesta de uno de los estudiantes fue tan “profunda”, que el profesor quiso compartirla con sus colegas, vía Internet, razón por la cual podemos todos disfrutar de ella.

Pregunta: ¿Es el Infierno exotérmico (desprende calor) o endotérmico (lo absorbe)?.
La mayoría de estudiantes escribieron sus comentarios sobre la Ley de Boyle (el gas se enfría cuando se expande y se calienta cuando se comprime).

Un estudiante, sin embargo, escribió lo siguiente: En primer lugar, necesitamos saber en qué medida la masa del Infierno varía con el tiempo. Para ello hemos de saber a qué ritmo entran las almas en el Infierno y a qué ritmo salen. Tengo sin embargo entendido que, una vez dentro del Infierno, las almas ya no salen de él. Por lo tanto, no se producen salidas.
En cuanto a cuántas almas entran, veamos lo que dicen las diferentes religiones. La mayoría de ellas declaran que si no perteneces a ellas, irás al Infierno. Dado que hay más de una religión que así se expresa y dado que la gente no pertenece a más de una, podemos concluir que todas las almas van al Infierno. Con las tasas de nacimientos y muertes existentes, podemos deducir que el número de almas en el Infierno crece de forma exponencial.

Veamos ahora cómo varía el volumen del Infierno. Según la Ley de Boyle, para que la temperatura y la presión del Infierno se mantengan estables, el volumen debe expandirse en proporción a la entrada de almas.

Hay dos posibilidades:
1. Si el Infierno se expande a una velocidad menor que la de entrada de almas, la temperatura y la presión en el Infierno se incrementarán hasta que éste se desintegre.

2. Si el Infierno se expande a una velocidad mayor que la de la entrada de almas, la temperatura y la presión desminuirán hasta que el Infierno se congele.

¿Qué posibilidad es la verdadera?:
Si aceptamos lo que me dijo Teresa en mi primer año de carrera (“hará frío en el Infierno antes de que me acueste contigo”), y teniendo en cuenta que me acosté con ella ayer noche, la posibilidad número 2 es la verdadera. Doy por tanto como cierto que el Infierno es exotérmico y que ya está congelado.

El corolario de esta teoría es que, dado que el Infierno ya está congelado, ya no acepta más almas y está, por tanto, extinguido, dejando al Cielo como única prueba de la existencia de un ser divino, lo que explica por qué, anoche, Teresa no paraba de gritar: “¡Oh, Dios mío, Dios mío !!!”.

Dicho estudiante fue el único que sacó sobresaliente.

Anuncis

20 febrer 2006 Posted by | Obrim els ulls, Per Riure | 1 comentari

Primero->Entender

Usted está leyendo este artículo que hemos escrito. Leer y escribir son formas de comunicarse. También lo son hablar y escuchar. Estas cuatro, son las formas básicas de comunicación. Dedicamos a la comunicación la mayor parte de nuestras horas de vigilia. Pasamos años aprendiendo a leer y escribir; años aprendiendo a hablar… ¿pero a escuchar?
¿Qué entrenamiento -o educación- nos permite escuchar de tal modo que comprendamos (real y profundamente) a otro ser humano, en los términos de su propio marco de referencia individual?

Son relativamente pocas las personas que han tenido algún entrenamiento en la escucha. Si usted quiere interactuar efectivamente con otra persona (su conyuge; su hijo; su vecino; su jefe; su colaborador; su amigo, etc.), lo primero que necesita es comprenderla. Y para hacerlo no basta con una “técnica”. Si la otra persona siente que usted está empleando alguna técnica, percibirá duplicidad y manipulación. Se preguntará por qué lo hace, cuáles son sus motivos, y no se sentirá lo bastante segura como para abrirse.

La clave está en su carácter. Su carácter está constantemente “irradiando” y comunicando, con algo mucho más fuerte que las palabras: sus acciones, su ejemplo. Es su carácter quien -en definitiva- hace que las personas confíen o desconfíen de usted. De modo que, si quiere ser realmente efectivo en la comunicación interpersonal, la técnica no habrá de bastarle. Tiene que desarrollar una capacidad, basada en el carácter, que suscita apertura y confianza: la escucha empática.

Podríamos explicar la escucha empática diciendo: “Procure primero entender”. La mayor parte de las personas no escucha con intención de entender, sino de contestar. ¿Por qué no comienza a practicar este tipo de comunicación? Cuando responda una pregunta (o cuando realice algún comentario, sugerencia, etc…), trate primero de entender a la otra persona. Revise lo que ella intentó decirle. No responda, hasta asegurarse de haber comprendido lo que le ha querido decir. Siga intentando comprenderla… y recién entonces conteste.

La comprensión es fundamental: si uno empieza por juzgar, nunca podrá comprender. Procurar primero entender es un principio correcto y perfectamente aplicable en todas las áreas de la vida, pero su mayor poder se pone de manifiesto en las relaciones inter-personales.

Trabajando sobre nuestra propia persona, podemos mejorar nuestra manera de comunicarnos. Son los cambios profundos en nuestro “ser”, los que transforman nuestras acciones, generan confianza… y mejoran nuestras relaciones, actuales y futuras.

Mucho más que una técnica!.

Fuente: Club de la Efectividad

20 febrer 2006 Posted by | Empresa, Training Mental | Deixa un comentari

La niñera

Esta era una niñera que regresa de un paseo en el parque con el bebé, cuando llega a la casa la madre sorprendida ve que la niñera trae a otro bebé y angustiada le pregunta:

¿Que sucedió? ¿Por qué no trae a mi hijo y trae a este otro niño?

Y la niñera contesta:
Señora usted me ha dicho…, si el bebé se ensucia lo cambia.

20 febrer 2006 Posted by | Per Riure | Deixa un comentari

La belleza de la Vida

Como cada mañana, a las 8 en punto, la Sra. Rodríguez, con sus 92 años recién cumplidos, se estaba peinando y maquillando impecablemente como para una fiesta, aún siendo casi ciega. Pero hoy, además, era un día muy especial: debía mudarse a un asilo de ancianos, ya que su esposo había fallecido recientemente.

Después de varias horas de esperar pacientemente en la recepción del asilo, ella sonrió muy dulcemente cuando le avisaron que su habitación estaba lista.

Mientras maniobraba su andador hacia el ascensor, la enfermera le hizo una descripción detallada de su pequeño cuarto, incluyendo las sábanas y cortinas que habían sido colgadas en su ventana: “Me encantan”, dijo ella con el entusiasmo de una niña de 8 años al que acaban de mostrar un nuevo cachorro.

– “Pero Sra. Rodríguez, usted aún no ha visto el cuarto . . . sólo espere”, le dijo algo asombrada la enfermera.

– “Eso no tiene nada que ver”, le respondió. “La felicidad es algo que uno decide con anticipación. El hecho de que me guste mi cuarto o no me guste, no depende en cómo esté arreglado el lugar, depende en cómo yo arregle mi mente. Ya había decidido de antemano que me encantaría. Es una decisión que tomo cada mañana al levantarme”…

Y agregó: “Estas son mis posibilidades: puedo pasarme el día en cama enumerando las dificultades que tengo con las partes de mi cuerpo que ya no funcionan, o puedo levantarme de la cama y agradecer por las que sí funcionan. Cada día es un regalo, y por el tiempo que mis ojos se abran me enfocaré en el nuevo día y en las memorias felices que he guardado en mi mente . . . Sólo por este momento en mi vida. La vejez es como una cuenta bancaria… uno extrae de lo que había depositado en ella. Entonces, mi consejo para ti sería que deposites gran cantidad de felicidad en la cuenta bancaria de tus recuerdos”.

Recuerda las simples 5 reglas para ser feliz:
1. Libera tu corazón de odio.
2. Libera tu mente de preocupaciones.
3. Vive humildemente.
4. Da más.
5. Espera menos.

20 febrer 2006 Posted by | Salut | Deixa un comentari

¿ Què és el que veiem ?

En la següent figura segurament observaràs un triangle que no està dibuixat, és el conegut Triangle de Kanisza. El cervell, amb la informació que té, completa la resta de la figura que percebi’m.

Triangulo de Kanisza

20 febrer 2006 Posted by | Il.lusions | Deixa un comentari